Condenan a un sujeto de la Trinidad por estupro: «A los 30, se puso de novio» y embarazo a una chica de 15 años

Un hombre de La Trinidad, acusado de abuso sexual, fue condenado este Miércoles, tras arribar a un acuerdo de juicio abreviado impulsado por el Ministerio Público Fiscal.

El sujeto, identificado como Héctor Miguel Muñoz, recibió una pena de tres años de prisión efectiva luego de reconocer su culpabilidad en los hechos intimados y ser considerado autor penalmente responsable de los delitos de estupro en concurso real con desobediencia judicial en perjuicio de una adolescente de 15 años.

El Fiscal Héctor Fabián Assad, a cargo de la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual del Centro Judicial Concepción, consiguió la sentencia contra el hombre que se encontraba imputado desde 2018, cuando fue denunciado por la madre de la víctima.

La causa tiene su origen en Septiembre de 2018 cuando la mujer acusó a Muñoz de haber tenido relaciones sexuales con su hija. De acuerdo a su declaración, los encuentros entre el hombre de 30 y la menor de 15 empezaron en febrero de ese año y, producto ello, la adolescente había quedado embarazada.

La mujer también manifestó que el acusado era conocido de la familia desde hacía muchos años ya que era amigo de uno de sus hijos y que, en este último tiempo, había comenzado a concurrir frecuentemente a su domicilio.

Según el testimonio de la mujer, empezó a notar algo raro cuando advirtió que su hija más chica había cambiado su conducta y que incluso había descubierto que se escapaba durante las madrugadas.

Atenta a esta situación, la mujer intentó preguntarle en varias oportunidades a la menor qué pasaba, pero solo recibió por parte de ésta respuestas evasivas, mientras evidenciaba signos de angustia acompañada por llantos.

El misterio se develó cuando la víctima le confesó a su hermana mayor que tenía una relación amorosa con el acusado y que además estaba esperando un hijo. En esas circunstancias, la madre de la joven realizó la denuncia que derivó en la imputación de Muñoz.

Al iniciarse la causa, el sujeto recibió una orden de restricción de acercamiento a la víctima y desde la Fiscalía se ordenó una prueba de ADN al bebé que resultó compatible con los datos genéticos del imputado.

A pesar de que en su declaración testimonial en Cámara Gesell la víctima aseguró que ella y el acusado eran novios, el Fiscal Assad consideró en su acusación que el hombre era sujeto de una acción punible.

Según su visión, Muñoz se había aprovechado de la inmadurez sexual de la adolescente y su conducta se encontraba alcanzada por el delito de estupro en calidad de autor. Con la pericia genética adjuntada por el representante del MPF quedó acreditada de forma objetiva y concluyente la autoría de los hechos investigados, razón por la cual el imputado fue sentenciado a la pena de tres años de prision de cumplimiento efectivo.

El acuerdo fue refrendado por el Fiscal, el acusado y su abogado defensor, luego de que la víctima prestara su consentimiento a los términos del mismo.

imagen ilustrativa

Fuente: Los Primeros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: