Condenaron a Lázaro Báez a 12 años de cárcel por lavado de dinero en La Ruta del Dinero K

El TOF 4 también sentenció a sus hijos Martín y Leandro, a nueve y cinco años de prisión, respectivamente. El valijero Leonardo Fariña recibió una pena de cinco años.

La Justicia condenó a 12 años de cárcel al empresario Lázaro Báez en el juicio por La Ruta del Dinero K, una de las causas de corrupción durante el kirchnerismo más emblemáticas. Fue sancionado por el delito de “lavado de activos agravado”, a través de la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”, y ordenado a pagar la “multa de ocho veces el monto de las operaciones”. El fiscal Abel Córdoba había pedido esa condena para el empresario, acusado de haber lavado unos US$60 millones entre 2010 y 2013. Báez está detenido hace cinco años, y desde el 2020 cumple prisión domiciliaria.

El empresario fue detenido por orden del juez federal Sebastián Casanello el 5 de abril de 2016, cuando aterrizó en el aeropuerto de San Fernando proveniente de Santa Cruz, ante la sospecha de que podía fugarse. El titular de Austral Construcciones permaneció en la cárcel de Ezeiza desde ese momento con prisión preventiva, hasta que en septiembre de 2020 la Justicia le otorgó el arresto domiciliario.

El veredicto estaba establecido para dos semanas atrás pero debido a la “complejidad de la causa”, según afirmaron los magistrados, la fecha finalmente se fijó para hoy. Los jueces Adriana Palliotti, Guillermo Costabel y María López Iñíguez explicaron sobre la lectura de la sentencia en que buscan tener un “conocimiento acabado” de la causa.

Todos los juzgados fueron acusados por el fiscal como presuntos coautores de lavado de activos agravado por haber sido cometido con habitualidad y por haber sido perpetrados por miembros de una banda conformada “para la comisión continuada de los hechos”. Además, el TOF 4 ordenó decomisar US$61.130.860, se informó en la lectura del veredicto.

El tribunal oral consideró que entre otros delitos el precedente fue lavado de dinero proveniente de la obra pública. Justamente el empresario es juzgado en otro proceso por el direccionamiento de contratos en Santa Cruz, en que está involucrada además la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: