“Hay que producir más y cuidar el bolsillo de los argentinos”, fue el mensaje del Presidente de la Nación

El Presidente expresó la necesidad que la economía crezca con equidad y justicia social.

Hoy más que nunca confiamos en vos Alberto para que pongas a la Argentina de pie». Manifestó el gobernador Juan Manzur.

El Presidente Alberto Fernández cerró, este martes, el encuentro de la Unión Industrial del Norte que se realizó en San Javier, donde se abordó la importancia que el NOA crezca como polo productivo de la región.

En este sentido sostuvo que “vengo de ver una fábrica que produce un 50 por ciento más de los que producía el año pasado. Un crecimiento industrial que se observa en cada distrito del país”. Precisó que “el sector textil es una industria muy importante, incorpora tecnología, diseño. Ocupa mucha mano de obra”.

Fernández aprovechó el momento de incremento productivo y resaltó: “Me encanta que produzcan pero me preocupa como aumentan los precios. Algo que siempre sucede en este país. Hay que producir más y cuidar al consumidor argentino”.

La misma experiencia se aplica al sector de los alimentos, por eso “debemos cuidar el precio de lo que se consume como el pan, la leche, la carne. Cuidar el bolsillo de la gente. Me pregunto por qué la Argentina siempre debate lo mismo, cuándo nos vamos a dar cuenta de que no debemos seguir con la misma lógica y algo debemos cambiar”.

Al respecto, definió a la política como “moral y ética. No podemos caer en los problemas que siempre nos perjudicaron. Tenemos que asegurar que los precios internacionales nos beneficien y no nos perjudique. No podemos tropezar siempre con la misma piedra”.

El presidente manifestó que “tenemos una sola tarea que es hacer más tranquila la vida de los ciudadanos, que la gente pueda prever su futuro y viva tranquila. Estoy expresando mi preocupación por la gente que está viviendo mal. Los debemos ayudar, lo digo en el norte que es la región históricamente abandonada de la Argentina. Debemos integrar el NOA a la Argentina. Tenemos que entender que las asimetrías perjudican a la gente”, por eso “tienen que desaparecer.

A su vez, indicó que “tenemos que lograr que las cosas funcionen. Es decir, que se produzca se venda y se crezca”.

Fernández cuestionó “a los profetas del odio, que cuando uno dice: Quiero preservar la mesa de los argentinos, ellos leen: Promueven una pelea con el campo. Cuando uno dice queremos revisar la Ley de Biocombustibles, ellos leen: Quieren terminar con los biocombustibles. Cuando decimos que queremos revisar es para producir más y haya más trabajo”.

Pandemia

“Estamos en un momento singular de la Argentina. Cuando en marzo veíamos los primeros datos de que la economía comenzaba a funcionar, llegó la pandemia que cambió la realidad del mundo. Apareció otra urgencia, el escenario penoso era el sistema de salud que había sido abandonado por quienes gobernaron antes, sacaron el Ministerio y dejaron vacunas abandonadas que se vencieron”, comenzó su discurso Fernández.

En este marco, “tuvimos como premisa garantizar la salud de todos los argentinos, poniendo énfasis en los adultos mayores, para quienes el virus es más letal” y agregó: “La mayor preocupación era que no nos pase lo que vimos en Europa u otros países de América, es decir, que los hospitales no puedan recibir gente. Entonces, a velocidad récord terminamos hospitales e hicimos hospitales modulares, en distintos lugares del país. Logramos incorporar de 3600 camas al sistema”.

Fernández, manifestó que “había un aparato como el respirador automático que el mundo no tenía y vimos que dos hermanos, un ingeniero y un médico tenían una empresa que hacían 40 respiradores por mes, con el esfuerzo del Estado logramos hacer 400 y los pudimos enviar a países vecinos”.

Es por eso, continuó, que “la pandemia nos cambió la agenda, como al mundo entero, con la diferencia que no se tuvieron que encontrar con un país después de Macri”.

El presidente dijo que “una pandemia es luchar contra un enemigo invisible que uno nunca sabe por dónde ataque. Sin embargo, volvimos a poner en marcha la economía y en el último trimestre comenzamos a recuperarnos”.

Por último ironizó respecto a las críticas sobre la vacuna Sputnik V, “hasta hace 20 días, yo era un envenenador serial, y ahora resulta que me piden que consiga veneno para todos los argentinos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: