Las mujeres y los niños primero!!!

Es triste y real, la matanza y la degeneración van ganando la batalla contra la paz y la protección. Por la espalda, traicioneramente, la impunidad se pasea campante por una zona liberada con la complicidad de una justicia de la mano, la misma que hace rato camina haciéndose la ciega, sorda, muda y lo peor, sin rumbo. Deambula ante el descreimiento de una sociedad que la mira como transita para darle rienda suelta a la matanza de mujeres y a la pedofilia.

Hoy hacer una denuncia en cualquiera de los dos frentes, con pruebas, testigos y toda la mare en coche, repercute más en una condena de redes sociales que en la justicia misma; y si la hay, la misma no está a la altura del daño causado. Al contrario, muchas condenas parecen un chiste de mal gusto a la par de semejantes aberraciones como golpear, violar y dar muerte. Con ese mapa, dónde una cadena de irresponsabilidades van dejando solos a los más débiles, es imposible confiar en la mujer de las balanzas y mucho menos cuando la misma tiene un pañuelo de sangre que le tapa los ojos y su espada es un vulgar decorado.

Las cifras de este hundimiento social asustan. Dan pánico. Desnudan un patrón que se volvió común, que tiene mucho de lentitud, incapacidad y hasta de inescrupulosos que manejan el timón de un barco donde hace tiempo las mujeres y los niños dejaron de estar en primer lugar.

Por Patricio Guzmán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: