Rodríguez Larreta: «La grieta es un negocio de la política que no suma nada»

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dio inicio formal a las sesiones ordinarias de la Legislatura de la Ciudad y aseguró que «siempre» va a estar «para terminar con la grieta», a la que consideró «un negocio de la política» que «no suma nada».

«Siempre voy a trabajar para que cada vez todos puedan vivir mejor. Siempre voy a defender los valores que considero innegociables: el diálogo, la honestidad, la transparencia y el trabajo en conjunto con buena fe. Siempre voy a estar para terminar con la grieta. La grieta no mejora la educación, no da trabajo, no da salud, no construye puentes ni abre comercios. No genera oportunidades de progreso: es un negocio de la política que no suma nada, resta», sostuvo Larreta.

Y agregó: «Estamos ante una oportunidad histórica para hacer las cosas de manera diferencia. Como sociedad tenemos un enorme futuro si dejamos atrás las divisiones que tan mal nos hacen.

Tengamos la grandeza de dejar atrás las disputas sin sentido para avanzar hacia el futuro. Para eso, siempre van a contar conmigo».

El mandatario porteño encabezó la apertura de sesiones de la Legislatura de manera remota debido a que este fin de semana volvió de un viaje a Brasil que realizó para vacacionar junto a sus hijas y sobre el que dio explicaciones en el recinto porteño.

En ese sentido, al comenzar su discurso remarcó que el último año fue a nivel personal y laboral «el más difícil de su vida».

Respecto a su gestión en la Ciudad, el mandatario estructuró su discurso en tres partes: primero, dio detalles de las distintas medidas adoptadas por la Ciudad para mitigar los impactos de la pandemia en los ámbitos de la salud, la educación y la economía.

Posteriormente, habló del «Plan de Gobierno 2023», en los que analizó los objetivos de su gobierno área por área.

Por último, explicó los tres ejes transversales para todas sus políticas: la participación ciudadana, la transformación digital y la agenda de género.

Asimismo, se refirió a tres cuestiones referidas a la Ciudad que generaron polémica en el último año: la poda de recursos de coparticipación decretada por el Gobierno Nacional, la situación de los vendedores ambulantes del territorio porteño y las acusaciones de llevar a cabo una campaña de vacunación en el que se priorizaba a quienes tienen más recursos para acceder a la vacuna.

Sobre el primer punto, Larreta remarcó que en septiembre del año pasado el Gobierno Nacional «decidió quitarle a la Ciudad de manera inconsulta» una parte «de los recursos que le correspondían constitucionalmente», por lo que se vio obligado a reducir el gasto público.

«Estos recursos significaron 13 mil millones de pesos menos para la Ciudad. Son 150 millones de pesos menos por día. La quita para este año se proyecta en 65 mil millones de pesos», explicó.

En tanto, respecto a los vendedores ambulantes o «manteros», aclaró que «la venta ambulante es ilegal porque se apropia del espacio público y atenta contra el trabajo legítimo de los comerciantes», pero aseguró que entiende «la situación de los trabajadores ambulantes» y «trabajará con ellos para ofrecerles una alternativa de trabajo registrado y seguro».

En cuanto al proceso de vacunación, indicó que su gobierno recibió «falsas acusaciones» sobre la campaña de inoculación en la Ciudad y destacó que está «todo listo» para seguir vacunando «cuando el Gobierno Nacional entregue más dosis».

«Ya aplicamos 132.491 vacunas: 31.199 personas ya recibieron las dos dosis. Durante los últimos días se difundieron falsas acusaciones sobre la vacunación en la Ciudad que atentan contra la confianza de la gente en la vacuna y contra la esperanza que representa la vacunación», subrayó, en tanto que agregó que «en la Ciudad, hace 30 años que las obras sociales participan de las campañas de vacunación».

Sobre la presencialidad en las escuelas, el Jefe de Gobierno porteño afirmó: «Es importante que sigamos trabajando juntos para garantizar que los chicos estén en las escuelas, porque no hay virtualidad que reemplace el contacto cara a cara con el docente y los compañeros».

En esta línea les agradeció «a los padres y madres que pusieron sobre la mesa del debate público la vuelta a la presencialidad, y a todos los especialistas, ONGs y miembros de la comunidad educativa que ayudaron a pensar juntos los protocolos para volver a las instituciones» y destacó que el 17 de febrero volvieron a clases 370.000 chicos, el 22 de febrero otros 145.000, y este lunes otros 90.000 estudiantes.

Asimismo, realizó una serie de objetivos vinculados a diferentes áreas como la compra de 620 patrulleros para la Policía de la Ciudad, la realización de más kilómetros de ciclovías para llegar a los 300 km, el plan de Reapertura Cultural, un programa de reducción de emisión de carbono para cuidar el planeta, así como la realización de otras 100 manzanas de espacios verdes para la Ciudad.

Fuente: NP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: