SANTORAL 26 DE SEPTIEMBRE

San Cosme y San Damián fueron dos hermanos médicos cristianos, célebres por su habilidad en el ejercicio de su profesión y por su costumbre de prestar servicios desinteresadamente.

Los gemelos vivían en Égea, sobre la costa de la bahía de Alejandreta, en Cilicia. Fueron encarcelados y torturados por Lisias, el gobernador de Cilicia con beneplácito del emperador Diocleciano, sobre el año 300 d.C. A pesar de ello, sobrevivieron a todos los martirios por intervención divina hasta que sus verdugos decidieron separar las cabezas de sus troncos por medio de una espada. Es decir, acabaron por decapitarlos.

Quedaron sepultados en Cirrhus (Cirro), Siria. Esta llegó a ser el centro principal de su culto, donde se erigió una basílica en honor de los hermanos. Posteriormente, su culto pasó a Roma y, más tarde, se propagó por toda la Iglesia. Capillas, iglesias y otros recintos religiosos dedicados a los patrones de la cirugía se encuentran repartidos por todo el orbe cristiano.

Se habla de milagros y curaciones maravillosas, obrados por los mártires después de su muerte. Incluso, entre las personas distinguidas que atribuyeron su curación a los santos Cosme y Damián, figuró el emperador Justiniano I.

A principios del siglo V, se levantaron en Constantinopla dos grandes iglesias en honor de los hermanos médicos. La basílica que el Papa Félix (526-530) erigió en honor de Cosme y Damián en el Foro Romano fue dedicada el 27 de septiembre. Ese día se celebró la fiesta de Cosme y Damián hasta su traslado al 26 de septiembre en el nuevo calendario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: