Córdoba redobla la apuesta por los biocombustibles, con incentivos económicos y objetivos ambientalistas

El gobernador Schiaretti presentó un programa de estímulo al autoconsumo de biodiesel, para cumplir con el Acuerdo de París.

En plena cuenta regresiva para la vigencia de la Ley de Biocombustibles, cuando todo ese sector agroindustrial padece la incertidumbre sobre la continuidad de la normativa que vence el 11 de mayo próximo, el gobernador cordobés Juan Schiaretti decidió redoblar la apuesta y lanzó un fondo de $ 500 millones para fomentar la instalación de plantas de biodiesel para autoconsumo.

El programa fomenta la autoproducción y autoconsumo de biodiesel, a través de financiamiento blando y beneficios impositivos, además plantea avanzar en industrialización de las economías regionales, agregando valor a las materias primas, favoreciendo las cadenas productivas y la generación de empleos sustentables, y afianzar la ruralidad.

La medida implica una cierta audacia política porque implica incentivar la oferta cuando la demanda podría frenarse abruptamente en menos de un mes. La ley 26.093 establece el corte obligatorio en naftas y gasoil y si la Cámara de Diputados de la Nación no convalida la prórroga que ya votó el Senado en noviembre, más de 50 plantas (33 de biodiesel y 19 de bioetanol) en distintas provincias, con inversiones por US$ 3000 millones perderían el sentido por el que se fueron radicando desde hace 15 años.

En ese contexto, el monto que involucra el flamante fondo de asistencia económica y financiera tiene un valor simbólico, pero significativo como señal de política pública, porque incluye subsidios, créditos y exenciones impositivas. El destino de ese dinero será la adquisición de plantas productores de biodiesel, tanto para productores o empresas particulares, como para municipios, comunas y consorcios regionales.
La oferta de biodiesel que se genere no tendrá relación directa con el régimen de corte obligatorio con los combustibles fósiles. El biocombustible que elaboren las plantas del nuevo programa cordobés no se podrá comercializar, porque deberá ser para autoconsumo.
Con todo, se propone como una alternativa atractiva la posibilidad de que muchos productores se asocien y que en conjunto con consorcios y municipios instalen plantas que todos puedan utilizar en sus máquinas y camiones.

A favor de la prórroga de la Ley nacional

“Quiero reiterar el planteo de Córdoba: queremos la prórroga de la Ley de Biocombustibles, hasta que se haga una ley nueva con una posición unificada”, dijo Schiaretti y enmarcó el lanzamiento del nuevo programa en las diversas acciones que está desarrollando su gobierno sobre la temática.

El gobernador consideró que el Fondo, que tiene como objetivo el cuidado del medioambiente y la reducción de la cantidad de gases del efecto invernadero, “no es nada más ni nada menos que poner en marcha un proceso para cumplir con el Acuerdo de París. Una de las maneras de hacerlo es utilizando los biocombustibles. Estamos aquí para cumplir en primer lugar con el cuidado de nuestro planeta”.
Y agregó que con estas acciones además se cuida la ruralidad, “agregándole valor a las materias primas que produce Córdoba y se está también generando puestos de trabajo en la provincia”.
El director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH), Claudio Molina, valoró el “enorme esfuerzo y respaldo de la provincia de Córdoba al desarrollo de los biocombustibles en Argentina. No solo del gobernador, sino también de los 4 ministros del gabinete productivo y de los legisladores del bloque Córdoba Federal, como así también de una gran cantidad de diputados de la oposición y de los senadores nacionales cordobeses”.

Según Molina, “ese respaldo ha sido contundente también con la sanción de la ley provincial” de Promoción y Desarrollo para la Producción y el Consumo de Biocombustibles y Bioenergía, sancionada el 18 de noviembre pasado. Y tuvo en cuenta también el compromiso de universidades nacionales, privadas y de una enorme cantidad de cámaras empresariales radicadas en la provincia.

Hacia una nueva matriz energética, con subsidios, créditos e impuestos

Las diversas iniciativas del Gobierno de Córdoba sobre biocombustibles se presentan como un avance “hacia una nueva matriz energética, local, sustentable y saludable”.
El ministro de Servicios Públicos de Córdoba, Fabián López, indicó que el primer beneficio que recibirán los interesados en estas inversiones será una asistencia no reintegrable de hasta el 15% (con un tope de $ 2,6 millones) sobre el monto total de la inversión, para comprar plantas fabricadas por empresas cordobesas. Si se compra a proveedores de otras provincias, el subsidio se achica al 10% ($2,5 millones como máximo).
Deducido el monto mencionado, los interesados del sector privado podrán financiar hasta el 90% del precio de compra con un préstamo de hasta 48 meses, con cuotas mensuales, trimestrales o semestrales, seis meses de gracia y una tasa subsidiada del 12 %. En el caso de municipios, comunas y consorcios, el Estado financiará hasta el 100 % de la inversión.

El programa también contempla exenciones tributarias: de cinco años en el Impuesto a los Ingresos Brutos, del 20% en el Impuesto Automotor para vehículos de actividad primaria, industrial y transporte; y del 50% también en este último tributo para para productores que participen en compras y licitaciones públicas. Este beneficio también correrá para los casos de plantas de biodiesel que ya estén funcionando en territorio cordobés.

Para la puesta en práctica de la iniciativa, la Provincia avanzó con la firma de convenios con productores, municipios, universidades y cámaras empresariales que se comprometen a reducir el uso de combustibles fósiles.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: