Inseguridad en el sur tucumano: Cuatro homicidios en menos de 30 días

A los brutales asesinatos con características mafiosas de Victor Brito y su hijo Gonzalo en La Invernada (La Cocha), como también de Margarita Carrizo a mediados de marzo en Concepción, debemos sumarle lamentablemente otro más durante un episodio de robo. Lucio Raúl Urueña murió el jueves pasado herido por tres disparos de arma de fuego, luego de perseguir a delincuentes que habían robado en una finca cercana en la localidad de Santa Cruz (Simoca). Otro ejemplo más de un gobierno ausente, que genera este tipo de reacciones en las cuales los ciudadanos deben actuar por sus propios medios frente al delito.
Este trágico episodio, confirma nuevamente la crisis de inseguridad y violencia que atraviesa Tucumán, pero en particular el sur de la provincia, que contabiliza en este año ya nueve muertes, en un contexto de constante crecimiento de hechos delictivos contra la propiedad y las personas.
Justamente hace una semana alerte sobre el escalamiento de estos casos, y la insuficiente capacidad con la que el Estado hace frente a esta situación, con una División policial de Delitos Rurales carente de recursos necesarios, al igual que las diferentes unidades policiales responsables del servicio de seguridad pública en el sur tucumano. Pero desde hace mucho tiempo también junto a las entidades rurales como la SRT y APRONOR venimos solicitando respuestas del ministerio de seguridad y formulando distintos pedidos para todo el interior tucumano. Se necesitan acciones consecuentes a la emergencia declarada hace más de cuatro años, y que al momento parece haber sido solo un gran título para que nada cambie en lo que a políticas en la materia se refiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: