Nicolás Maduro subió casi 300% el salario mínimo pero no alcanza ni para un kilo de carne

La escala más baja del sueldo ahora equivale a dos dólares y medio, una cifra insignificante para enfrentar la galopante hiperinflación que sufre desde hace años el país caribeño.

El gobierno de Venezuela anunció este sábado, en medio de la celebración del Día del Trabajador, un aumento del salario mínimo de casi 300%, que sin embargo no alcanza para comprar un kilo de carne en medio de la galopante hiperinflación que sufre el país caribeño.

«Entra en vigencia un incremento del salario mínimo a siete millones de bolívares”, equivalente a 2,5 dólares, informó el ministro del Trabajo, Eduardo Piñate, ante una concentración de seguidores del régimen chavista en un acto con motivo del 1° de mayo.

El salario, que aumentó 288,8% respecto al vigente de 1,8 millones, se complementa con un bono para adquirir alimentos de “tres millones de bolívares, para llegar a un “ingreso mínimo de diez millones de bolívares”.

Sin embargo, el monto continúa siendo insuficiente para recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos, que sufren la peor crisis en la historia moderna de su nación.

Los 10 millones se quedan cortos para comprar un kilo de carne, que cuesta 3,75 dólares en una economía dolarizada que transita su cuarto año de hiperinflación y octavo en recesión.

Por ejemplo, una caja con 30 huevos vale 11 millones de bolívares, lo mismo que un kilo de queso. Dos valores por encima del ingreso mínimo.
Estas cifras pueden aumentar en los supermercados de las zonas acomodadas de Caracas, donde los precios se reflejan ahora en dólares, la moneda de facto manejada no solo por comerciantes formales, sino también por los callejeros.

«No es la mejor noticia para un 1° de mayo”, dijo el economista César Aristimuño y agregó: “Si bien es cierto que genera un pequeño aliciente para muchos venezolanos, al final lo que lamentablemente vamos a ver es una mayor alza de precios”.

Con respecto al futuro del poder adquisitivo en Venezuela, Aristimuño señaló: “Mientras no generemos una política industrial, social y económica de crecimiento, será muy difícil que a través del salario vayamos a dar poder de compra a los venezolanos. Porque no hay forma de perseguir la inflación en una economía hiperinflacionaria a través del aumento del sueldo y salario”.

El régimen de Nicolás Maduro, golpeado por sanciones internacionales lideradas por Estados Unidos, que lo desconoce y promueve su salida, había dejado de anunciar los aumentos al salario con bombos y platillos como era habitual en la era de su antecesor Hugo Chávez. De hecho, el último aumento ni siquiera fue publicado en la Gaceta Oficial.

Fuente: TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: