Preso huyó de una comisaría de Yerba Buena, se tomó un taxi

El condenado se escapó el viernes, luego de una pelea con otros internos.

La Policía busca al condenado Roberto Hernán Meneses, quien se había fugado el viernes de la comisaría de Yerba Buena tras ser agredido por otros internos. Esta persona cumplía una condena de seis años por robo y había recorrido varias dependencias policiales de la Unidad Regional Norte (UCR)por problemas de conducta, a la espera de un traslado al penal de Villa Urquiza.

El condenado escapó de la comisaría a media mañana, luego de protagonizar una pelea interna. Meneses había sido señalado como “un ratón”, según la jerga carcelaria para definir a aquel que roba comida o ropa, entre otros elementos, a otros detenidos.

Por ello, los alojados lo agredieron en la zona del patio central. Dijeron que “estaban cansados de que les robara y que si ingresaba de nuevo, lo golpearon ‘mal’”, de acuerdo a fuentes oficiales. Después de la requisa y al volver la calma, los detenidos fueron reubicados, excepto, Meneses Durante la mañana conflictiva, se llevó adelante además una audiencia a través de una videoconferencia por la situación procesal de uno de los detenidos, pero este proceso fue suspendido ante los incidentes.

El sentenciado fue esposado y ubicado en la cocina, a la espera de la confirmación de otro traslado. Sin embargo, antes del mediodía, se alertó que Meneses había huido. Minutos antes, logró quitarse las esposas que se sujetaban a un caño de gas y trepó las paredes del fondo de la comisaría. Inmediatamente, se activó el protocolo de búsqueda y lograron establecer que el prófugo, luego de saltar las paredes, se había subido a un taxi en la esquina del shopping El Solar.

La Policía identificó al chofer del vehículo, quien informó que Meneses había descendido de su auto en la zona de Viamonte y Colombia. Con este dato, agentes de la fuerza de seguridad se presentaron en la vivienda donde residen la novia y el hijo del prófugo, en avenida Bulnes, pero el condenado no estaba en el lugar.

Fuente: Bicentenario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: